sábado, 27 de septiembre de 2014

"Las lágrimas de octubre"


No, no estoy sola,
camino a tu lado derecho,
y sueño cúrate,
y luego despierto.

No, no hablo sola,
te escucho
y yo sé que me escuchas,
y luego despierto.

No, 
yo sé, que te beso,
yo sé, que te abrazo en silencio, 
por qué es duro el recuerdo,
y luego despierto. 

sábado, 6 de septiembre de 2014

Otoño ...




Déjame enamorarme de ti esta mañana 
y las próximas mañanas de otoño.
Déjame, déjame besarte  esta noche, 
sólo esta noche 
y las próximas noches de otoño. 
Que estoy aprendiendo a tocarte, que estoy gustando de ti en mis sueños.
Déjame buscarte....  

sábado, 30 de agosto de 2014

miércoles, 13 de agosto de 2014

Allá donde usted vaya.....




Toma la noche,
no duermas 
y mira el cielo de por allá, 
quizá sea distinto al mío. 

Usted dice que la lluvia
le sabe distinta,
allá donde usted  vaya.... 
allá donde la luna nunca se vaya. 


martes, 29 de julio de 2014

"Éxtasis" / Francisco Brines



Libro : El otoño de las rosas 


"Éxtasis" 

Ven, dame tus sollozos y estréchame en mis brazos,
y deja que te bese las mejillas
mojadas. Criatura que recoges,
caida en este rapto de la pena,
a un pecho tan oscuro, y escucha como bate
dentro del amor, allí naciendo el mundo".

lunes, 28 de julio de 2014

"Una palabra" / Carlos Varela




Una palabra no dice nada 
y al mismo tiempo lo esconde todo 
igual que el viento esconde el agua 
como las flores que esconden lodo.

Una mirada no dice nada 
y al mismo tiempo lo dice todo 
como la lluvia sobre tu cara 
o el viejo mapa de algún tesoro. 

Como la lluvia sobre tu cara 
o el viejo mapa de algún tesoro.

Una verdad no dice nada 
y al mismo tiempo lo esconde todo 
como una hoguera que no se apaga 
como una piedra que nace polvo.

Si un día me faltas no seré nada 
y al mismo tiempo lo seré todo 
porque en tus ojos están mis alas 
y esta la orilla donde me ahogo.

Porque en tus ojos están mis alas 
y esta la orilla donde me ahogo.

"Último brindis" / Nicanor Parra



Lo queramos o no 
sólo tenemos tres alternativas: 
el ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres 
porque como dice el filósofo 
el ayer es ayer 
nos pertenece sólo en el recuerdo: 
a la rosa que ya se deshojó 
no se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar 
son solamente dos: 
el presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos 
porque es un hecho bien establecido 
que el presente no existe 
sino en la medida en que se hace pasado 
y ya pasó... 
como la juventud.

En resumidas cuentas 
sólo nos va quedando el mañana: 
yo levanto mi copa 
por ese día que no llega nunca 
pero que es lo único.

Nicanor Parra